RAMÓN LLANES

BLOG DE ARTE Y LITERATURA

miércoles, 17 de julio de 2024

HORIZONTES

HORIZONTES



Cuando he visitado tierras altas dominadas por las grandezas montañosas de sus estribaciones me he sentido preso, falto de la respiración natural que produce los infinitos horizontes, enajenado al perder la costumbre de poder y saber interpretar la lejanía, así de extraño me he sentido cada vez que me ha llevado el sentimiento o la curiosidad a lugares de horizontes cercanos. Y también allí sentí la influencia unívoca en mi trato psicológico con la visión del mundo, me pareció más pequeño a este del sur que tiene llanuras expandidas por todos los costados y me dolió no entenderlo, sufrí de claustrofobia, se me llenaron de quejas los pensamientos, pedí no embargar más mi vista en tales límites. Y seguro que no es así, que no depende la ilusión del horizonte, que se cuece bien la vida entre valles, que no se quedan las ambiciones sin estrenar; seguro que es así pero a mí me agobió vivir aquellos días sin horizontes.



Ramón Llanes

ATENTO


ATENTO

Anoto fechas, me inclino en el riego,
pongo el agua en su sitio
y no me cabe, sobran cuadrículas.
Luego tú, sin conciencia del dolor,
con esa razón de salvarme
me hundes. Luego, la tarde
hundiéndome también
y la noche al acecho,
luego, el sueño que invita a no despertar,
la singularidad de un bostezo,
la dosis de lumbalgia,
luego, nosotros, desposeyéndonos
en la distancia, atentos a no conceder
ventajas al recuerdo.
Rllanes.

martes, 16 de julio de 2024

FANDANGO. EL AGUA ES ESA PASIÓN


 

MAÑANA


MAÑANA
Mañana golpearé el hielo
de los besos,
mañana le pondré
orquídeas a la gata,
mañana no amaré
durante todo el día,
no viviré mañana
para desconocer
que me siguen odiando
el amor y la esperanza. Mañana
acabaré la última mesa,
el cuarto verso, el mirador.
Mañana,
cuando no vengas,
estaré desesperándome
en la atalaya
donde mi tierra
cuelga los desengaños.
Rllanes

SI TE HUBIERAS IDO

SI TE HUBIERAS IDO

A Francisco Llanes Ramírez. Poeta


Si te hubieras ido
con el verde hartazgo de tu paisaje,
con la lírica a cuestas por tus arrumacos
de caminos de valles,
con la crisálida paz de tus cabellos,
si te hubieras ido
no sería del campo la quietud,
de la calle el ajetreo cándido,
del zapatero el refrán,
si te hubieras ido
tendría luto la habanera
y crespón negro el fandango,
si te hubieras ido
no estarían hoy los versos
para nombrarte.


Ramón Llanes.
Valverde 18 julio 2018.

lunes, 15 de julio de 2024

LA SUTIL ARMONÍA DE LAS COSAS PEQUEÑAS

LA SUTIL ARMONÍA DE LAS COSAS PEQUEÑAS



Un gol es armónico, tiene profundidad, pasión, energía y algo de locura, se salta las reglas de la solemnidad e irrumpe en los más altos pedestales del sentimiento, existe poca parte de la humanidad que no se haya hecho gozo alguna vez. Es una sutilidad compartir este tipo tan efímero de emociones pero mandan los adentros y a nadie deja inoperante el placer que viene de esas “jonduras”. Eso fue ayer, hoy tocará funcionar a modo de perfección -como los deportistas- en el resto de las disciplinas, en las áreas del trabajo, del estudio, de la lectura, del cumplimiento del deber social, hoy tocará emocionarse con estas cosas más pequeñas pero tan grandes. Anoche, mi personal más allegado, los que hacen la tierra mía con el sueño cotidiano, esos eternos emisores de la humildad y el apego a sus géneros, esos, anoche jugaron también a esa pequeña cosa de estar en el salón de baile más largo del pueblo y animarse con la buena música que venía del escenario; la canción fue el hilo conductor de un ambiente frío y cálido, como una pequeña forma de componer la vida, así tan procaz a lo soluble y tan insignificante como para producir perennes sensaciones pero útil para el momento de anoche. Allí nos fuimos preparando para lo posterior. Los ratos se guardan y siguen produciendo la sutil armonía necesaria para el sostenimiento del alma.



Ramón Llanes. 15 julio 2024.

domingo, 14 de julio de 2024

SE BUSCA

SE BUSCA



Jardín con palmera alta, buganvilia, enredadera a media pared, dama de noche y frescor, se busca. Calle vieja con bufón, alpendes de lavadero, lajero y tiestos de regar, se buscan. Se busca merendero afirmado a la colaboración de la tarde y horizonte sin hacer, se buscan ocasiones para los verbos inutilizados, frases perdidas y largos epílogos, caras arrugadas y compañías y bancos con azulejos amarillos donde entretener los sopapos del ocio ganado. Se buscan mecedoras de rejillas, mujeres prendadas en el ganchillo a la puerta del verano y gorras de pana colgadas en el perchero del salón.

Se busca teatro amenizador de niños con títeres y payasos, se busca templete de plaza de pueblo, banda de música, acólito para la misa de siete, santero, comilón y sochantre. Se buscan el tiempo y el mecenas, la cripta y el saludo, los zahoríes y las rameras; se buscan ganas y sosiego, fantasías y alivios, tradiciones y paneras, tonás y cascabeles. Se busca espacio para amar, se busca rémora de antaño, se buscan recuerdos, se buscan golondrinas y ermitaños, malecones, propósitos de rebeldía, ensaladas de orégano, caldos de puchero, sopas de pan y dulces de convento.

Se busca un sitio para untar agrados, poner turbante de concordia, formar palacios sin cornucopias, establecer semblanzas de todas las razones, casas para reuniones grandes, se buscan solsticios de nobleza y gentes de valor para alcanzar la paz que estamos buscando..


Ramón Llanes.