RAMÓN LLANES

BLOG DE ARTE Y LITERATURA

martes, 19 de junio de 2018

TAREAS DE VERANO

Tareas de Verano


Hay un proyecto común para el verano: el descanso; todo lo demás forma parte del núcleo, del ciclo o de la edad. Del núcleo por la necesidad que las circunstancias plantean que a veces son ineludibles de salvar, todo aquello de pintar la casa, ordenar el trastero, buscar novia, enamorarse, un sinfín de acicates de estío que claman a la voluntad y la convencen. El ciclo depende de la situación en la cual se encuentre cada uno, que si estabilizado, que si pendiente de un viaje, que si un trabajo, que si las deudas, otro sinfín de aconteceres que vienen a determinarnos las ideas y cambiar las formas. De la edad es sabido lo poco seductores que son los viajes, lo mal que se lleva el cuerpo en tardes de calor por esos mundos sin estar en casa, de lo malhumorado que se pone el personal cuando se requiere ocupar la noche para algo distinto del sueño.
Los proyectos no son empíricos y los resultados no se someten a criterio o examen de seres superiores para valorar las conductas; como seres libres, solo sometidos al vaivén de los caprichos y de la lista de deberes, existe un enorme margen de alteraciones e inventos de última hora que caben perfectamente en el juego de las hipótesis sin importar la edad, el núcleo o los ciclos; quienes escriben los proyectos tienen poder para cambiarlos, borrarlos o convertirlos en dilemas, en premisas, en sofismas o en trueque, todo vale para compensar el mal trago de la memoria, que siempre estará exigiendo el cumplimiento de lo establecido.
Los consejos se echan en saco roto y acaba el verano con la misma cara de rebelde que había comenzado, sin ordenar el armario, sin enamorarse, sin descansar lo suficiente y sin apenas haber logrado modificar las reglas ni los hábitos ya consolidados durante tiempo atrás. Animales de costumbre o simplemente poca gana de jaleo -dando a entender que dejarse llevar es costumbre y que cualquier movimiento es un jaleo-, para romper esquemas sin pudor. Un calco de nosotros mismos.


Ramón Llanes
13 Julio 2015

INTIMIDAD

INTIMIDAD


Míranos las manos,
mánchanos los pensamientos,
de luces las ideas, mar,
contagia de húmedo el hueco del deseo,
intenta
que seamos tus hados preferidos,
tus calenturas.


Ramón Llanes. De MAR IN VERSO.

DEDICADO A ARACENA (Juan B. Mojarro)


Mojarro García, Juan Bautista
Huelva.



DEDICADO A ARACENA


Corazón de la Sierra,
con tus ángeles en la cuesta,
castillo que la historia
mantiene y conserva.
Calles sinuosas
de apretadas piedras,
sol de los inviernos
en Aracena cerca.
Gruta de rebeldes manantiales
que permanentes se encuentran.
Aracena, reajuste
del pintor Franco
y musa del poeta.


De la Antología HUELVA ES VERSO.

lunes, 18 de junio de 2018

LA SIRENA. (Manuel Mayorga)



Mayorga Pérez, Manuel.
Nerva.
LA SIRENA




Estoy delante de una bocamina, 
antiguas voces parecen escaparse de sus galerías.
No puedo evitar estremecerme, oír como si estuvieran sucediendo
los estruendos de los barrenos y la sirena 
que coincidía con el cambio de relevo
y hacía que La Cañadilla y Marqués de Nerva 
fuesen por unos minutos un hervidero de personas.
En mi memoria existe aquella sirena con otro aullido 
que todos los que la oían descifraban su maldito mensaje. 
Su pitido hablaba de llantos y luto 
cuando el tono macabro navegaba por encima de los tejados.
En una galería, un barreno traicionero se había cobrado su tributo.
Las almas de la Cuenca Minera que, sin información precisa, 
se lanzaban hacia el Fielato.
¡Que no sea mi hijo, ni mi hermano, ni mi marido, ni mi padre...! 
Minutos que parecen horas hacen de la espera un infierno. 
Necesitan los nombres y apellidos 
para que la mayor parte dejase de llorar 
y otras comenzasen a servir de "paño de lágrimas". 
Abajo, a trescientos metros, en la galería veintiocho, 
un rictus de rebeldía contenida se graba en los enjutos rostros 
que comentan sin euforia: hoy nos hemos salvados. 
A cielo abierto también queda el grito ahogado 
por los imperativos de los que todo lo dominan.
Después, al llegar al hogar y en un tono monocorde comunicaban lo esencial 
y la coletilla otras muchas veces: hoy nos hemos librado, a ver mañana.
Más tarde, en casinos y zampuzos, a la vez que la media botella iba perdiendo 
su contenido, se aceleraban los gritos hasta la extenuación. 
Ahora entiendo que..., fueron condenados a una muerte 
tan mísera como la paga.


De la Antología HUELVA ES VERSO.















UN BARCO LLAMADO DIGNIDAD

UN BARCO LLAMADO DIGNIDAD


Las sociedades que se asientan como núcleos imprescindiblemente colectivos precisan del sentimiento de la solidaridad para desarrollarse en un equilibrio ético capaz de responder a todas las cuestiones que van a ser producto de demanda desde la ciudadanía; así se configura la estructura de los pueblos y así se avanza hacia el humanismo como el más perfecto de los sistemas de convivencia. Quienes ejercen el poder no deben olvidar este principio, ni siquiera en las confrontaciones políticas con sus adversarios.
Si la naturaleza careciera de capacidad solidaria no sería posible la existencia de los seres vivos; si los animales no fueran solidarios con los humanos en la ayuda, la estética o la implicación no podríamos componer nuestro sistema de vida; si el universo no prestara solidaridad seríamos algo menos que la nada. Si el ser humano no fuera solidario con la naturaleza, con los animales, con los astros, no seríamos posibles. Nos necesitamos, hasta puntos extremos nos necesitamos, somos humanos porque somos colectivos y podemos ser felices porque somos colectivos; cada cual aporta, todos poseemos un valor social para alcanzar las metas individuales y comunes. Es así de complicado y así de sencillo.
Recoger personas en estado de necesidad y traerlas a compartir con nosotros nuestra poca abundancia no es un gesto político de sentimentalismo para emocionar conciencias o llenar los vasos de plañideras de convento, no es un postureo socialista que pretenda enternecer a los más confusos, que estos hambrientos, angustiados, enfermos, con todos los sueños perdidos solo desean actitudes de solidaridad como así lo ha entendido el actual gobierno. Permítaseme que me sienta noblemente representado por quienes de tal manera ejercen su función, permítaseme que me enorgullezca de esta prueba de humanismo.


Ramón Llanes. 18 junio 2018.

CANTO ÍNTIMO A PUNTA UMBRÍA



Martínez Navarro, Antonio José.
Melilla y Huelva.

CANTO ÍNTIMO A PUNTA UMBRÍA

Qué cerca estoy de ti
aun el tiempo transcurrido
¡Oh, Punta Umbría gentil!
cómo tus recuerdos mil
ilusionan mis sentidos.
La de tus cien verdes calas
con sus barquitos veleros
y casitas con reverbero
que nívea cal engalanan
¡Oh, Punta, cómo te anhelo!
la de montañas de arena
que coronan verdes pinos
y el rumor que al alma llega
de caracolas que suenan
como suena el mar tranquilo.
Tus marineros batallan
contra oleaje bravío,
por donde quieran que vayan
pregonan con recios bríos
a la tarde las caballas.
Rubia arena y rubio sol
y orillas que las olas besan
con fino y eterno rubor…
¡esa es Punta tu grandeza!
¡eso es Punta tu esplendor!


De la Antología HUELVA ES VERSO





PRESENTACIÓN EL CAJÓN DEL SASTRE Y MAR IN VERSO EN EL CERRO