RAMÓN LLANES

BLOG DE ARTE Y LITERATURA

miércoles, 30 de noviembre de 2016

SONATA PARA DORMIR

 
SONATA PARA DORMIR.


En el espacio más íntimo de la noche
me espulgas y me duermo, por asumir contigo
el ritual de las caricias, por desmayarme
de pudor cuando atolondras las sienes
y emigramos al convento de la lujuria.
Tú, incandescente,
tú, indígena de furia, alobada,
tú, gacela entre los muérdagos, ligera,
tú, incienso sacro y con muecas jalde
en las sábanas. Me hieres, me endiosas, me colmas;
me devuelves a la santidad golfa del amor
cuando de tí me prestas el quíntuplo de placer.
Me hago el muerto y muero en la memoria
para vivir la última primacía del gozo,
me arrastro en los sueños, me alisto a la cobardía
vencido por la sonata de piel y besos que me ofreces,
antes de tí era la nada,
después de tí la eternidad es poco.
Tú, y las pócimas calientes de tus manos.

Ramón Llanes.

SONETO PARA PEPI Y CARMELO

 
PARA PEPI Y CARMELO

Ahora parece que fuera un sueño
aquello tan vivido y tan soñado,
aquel renglón escrito y deseado,
el amor que pusisteis y el empeño.

Quizá nació en instante pequeño,
grande se convirtió por tanto amado,
infinito ahora, está plasmado
en el aspecto de ambos, tan risueño.

Ahora son vuestros hijos la ternura,
vuestra familia, lo que más os vale,
la dulce recompensa a la aventura

de comenzar la lucha en Los Jarales
para llegar con condición segura,
Carmelo y Pepi, felizmente iguales.

Ramón Llanes

martes, 29 de noviembre de 2016

CASTILLEJOS EN SUS PASCUAS


MINA EL LAGUNAZO. THARSIS


SONETO PARA PEPI PUIG

 

PARA PEPI PUIG DOMÍNGUEZ


Qué larga esta sensación del tiempo
intentando parecerse al olvido
expresando que todo se ha perdido,
en las entrañas frías del aliento.

No es verdad que en tu alma se hayan ido
aquellos tantos acontecimientos
que en tu juventud fueron el sustento
de la felicidad que tú has tenido.

Esta vida en ratos te he contado,
que las casas aquí están abiertas
y nada afectuoso está cambiado.

Tu Plaza San Benito está dispuesta,
las escuelas son sueños del pasado
y la vida te espera a que vuelvas.

Ramón Llanes

lunes, 28 de noviembre de 2016

A PROPÓSITO DE LA MUERTE

 
A PROPÓSITO DE LA MUERTE


Los últimos días dieron mucho que hablar sobre la muerte; una mujer y un hombre, -ambos sometidos a esa debla opresiva del poder-, dejaron la vida y ocuparon su lugar en la inexistencia como cualquier otro humano. Las mentes aún vivas del patio han calculado en poco tiempo las bondades y maldades de esos dos seres mencionados, las tintas desfiguraron el papel con estridencias y las redes ardieron aprovechando la noticia; la muerte consintió esa manera de juzgar tan propia de una sociedad con valores en decadencia. Hablaron mucho de ellos, en exceso, demasiado, en positivo y en negativo, con rabia y con alegría, con llanto y con aplauso, parece que todo cabía en las cajas de esos dos muertos.
El ciudadano veintinueve millones y pico se dolió cuando la muerte llegó a Pilar, Agustina, Jacinto, Eladia, José o Manolita, se dolió con todo el recuerdo en las estrías más puras porque estas fueron muertes anónimas y humildes de seres inmensamente grandes y no cabían en sus cajas tantos halagos y ni siquiera se ocurriera a alguien mentar reproche o desvalor y ni siquiera se produjeran insultos porque los seres hechos en el calor del hogar limpio ocupan espacios distintos y órbitas astrales que les protegen de estas ingratas menudencias. Por esos dioses nuestros nos duele la muerte.

Ramón Llanes. 28.11.2016

domingo, 27 de noviembre de 2016

SONETO PARA PEDRO PONCE CAMARENA

 
PARA PEDRO PONCE CAMARENA

Un máster de amistad es la propuesta
y saldremos con la graduación
porque fuera importante nuestra apuesta
y bien cuidada fuera la ilusión.

No sé si somos todo lo pensado
o somos más o menos una razón
de aquella vagoneta del pasado
que inculcara ánimos y pasión.

Te fuiste, compadre, pero eres mina,
eres un muelle más del engranaje,
un gramo más del oro de esta vida,

un barreno o un trozo del paisaje,
el martillero fiel de esta partida,
el niño que inventara su equipaje.
Ramón Llanes

viernes, 25 de noviembre de 2016

PARA PAQUI Y ANDRÉS

 
PARA PAQUI Y ANDRÉS

Estábamos allí, ¿verdad?, dispuestos
con toda nuestra juventud ardiente,
Andrés de su Paqui siempre pendiente
el corazón sobradamente abierto.

Éramos paso a la vida cierto
y la felicidad era presente,
teníamos espacio suficiente
para jugar a dominar el tiempo.

Recordad esas noches de veladas
con la curiosidad en el semblante
y nuestra misma mesa reservada.

El baile como abrazo, ella elegante,
Andrés con su sonrisa dibujada,
y el amor serenamente brillante.

Ramón Llanes


jueves, 24 de noviembre de 2016

SONETO PARA MARIO RABADÁN

 
PARA MARIO RABADÁN
El alma de los sitios de la tierra
ha dispuesto un rincón para los hombres
y en la tuya grabado está tu nombre
con gran honor, verdad, afecto y fuerza.

En la bondad que tu actitud encierra
nunca te queda entrega que te sobre,
pareces hecho en forja de buen cobre
apegado a la estirpe que te aferras.

Y tuvo tramos tristes el camino
lastimando con saña el corazón
y pudo más tu temple que el destino.
Hicimos universos de valor
con los sueños de todos los amigos
en más de medio siglo de ilusión.
Ramón Llanes

miércoles, 23 de noviembre de 2016

DE JUAN B. MOJARRO

 
PRESENTACIÓN DE LA NOVELA
EL VAIVÉN DEL EMIGRANTE
DE JUAN BAUTISTA MOJARRO.




LO QUE SÉ DE JUAN.


Sé de Juan su indeclinable amor por las páginas que le fueran curtiendo ese sentimiento de complicidad con las prosas y las líricas magnánimas que a bien se le acercaban a los ojos en días de prensa como estado de profesional en ello, muchos años en las segundas fases de las certezas, aprendiendo de aquí el trozo de allá la soberanía, de cuando en cuando un gol narrado como visto, de cuando en cuando los asuntos de la vida en el amor que fraguaba en los paseos de la adorada mina, de soslayo los requiebros a las curvas hasta Tharsis, el vaivén del tren y los gozos sobrenaturales de los estigmas de los sueños.
Sé de Juan la inquietud por estar en todos los sitios a la vez, los periódicos, las radios, el quehacer proyectado en las metas de un hombre apacible y amable, del seguimiento que a sus gentes hacía, de aquellas del terruño, de estas de la mar, de cuánto de él iba dejando en cada arcén de entregas, de los ocasos que se le aparecían siempre en la inspiración del trabajo, sus crecientes ímpetus por hacer de este mundo un habitáculo mejor para los próximos habitantes, de su consolidada sobredosis de andariego por la calleja, por los alrededores, por las puertas.
Sé de Juan su estado de templanza en tardes de domingo pasando del colaborador al Pregonero, de las novelas a las cicatrices, de sus premios como buen artífice de sus narrativas, los libros que en su bagaje de escritura presiden el estante de su vida, con sus estrellas en versos, su Lucero hecho en Mercurio y éter, ese dispuesto viaje de siempre al frescor de Punta Umbría, que con la mar en los pies quisiera dedicarle sonetos a su Luz compleja y completa, de sus vientos a las marisma que compendió la dulce Antología de otros versos.
Sé de Juan las tribulaciones que en ocasiones le impidieron mantener el ritmo, de su Brocal de Estrellas, de su Onuba Blanca y Azul, de ellos sé porque siempre me han llegado a las manos con su afecto. Y sé de cuánto guarda en la bondad de su memoria y en la hucha de su cajonera como colofón, por ahora, a los espacios que pasionalmente dedica a los suyos, a la tierra mítica del Tharsis milenario, a sus novelas aún en las sombras, de su apuesta sobre flamenco.




Sé de Juan cuanto me ha contado y cuanto con él he vivido hasta interesarme su activismo literario, el fragor de sus publicaciones, las lecturas que exigimos para que sean tenidas en cuenta en esta causa como legítima solución a los quebrantos que deja la arritmia en los ojos de Carmen, para que así no sea, que Juan siga escribiendo versos, relatos, Recre, ensayos, que siga posicionado en este andén de la hiperactividad necesaria para los hombres que somos y estamos en la creencia de poder con el mundo, de saber llevarlo.
Sé de Juan lo mucho que expone en esta novela que viene a llamar EL VAIVÉN DEL EMIGRANTE, donde presiente el dolor y lo explica, la fusta de la partida siempre en el acontecer de los hombres de otros tiempos que no se dejaron en otras tierras más que la vida para ser al final extranjeros en todas las patrias. Se instrumenta su espacio en la querencia de la mina, esa boca abierta del Andévalo tan necesitada de sorpresas, surge un Martín que quiere arrastrar los paisajes a otros espacios para venerarlos allá donde la injusticia fuera capaz de llevarlo. Al paso, sé, que se van encontrando las soluciones más o menos amables que propiciaran que todo fuera un eterno vaivén vivido en fascículos que se expandieron de tierra en tierra con ese único elemento común referido en un hombre de mina, de Andévalo, de raza, de costumbres y de valentía que decidiera ponerle otros horizontes a su mirada.
Sé de Juan las muestras de soledad que le han llevado a pregonar esta historia para desviarla al quicio de la puerta adecuada, del bienestar que ocupa la narración, de los mensajes que se resuelven como formas de entender mejor la ingratitud de los movimientos migratorios.
Sé de Juan que es mi amigo desde la tierna edad y que me aflora más la apetencia por venir a contar estas cosas que sé de él, en su importante día de estreno. Gracias por creerme idóneo para esta noble tarea.


Ramón Llanes. 2 noviembre 2016. Huelva.
18 de noviembre en Tharsis.

martes, 22 de noviembre de 2016

HUIDA

 
Has dejado lápiz, carmín, tormenta,
un sitio sin ocupar,
un árbol sin sombra,
un tiempo sin calor.

Bajaste a otra memoria
donde estaba un hombre
que no era el tuyo.

Y no se llenarán
los huecos que dejamos
más que de tristeza.

Ramón Llanes. MEMORIA DEL PRÓDIGO

PARA MARIA LUISA Y ANDRÉS. SONETO

 
PARA MARIA LUISA Y ANDRÉS


Surgieron los encuentros amorosos
en la tierra febril de mina y cuna,
se hizo de pasión aquella luna
y fuisteis felices y dichosos.

Como un filón de mineral honroso
os otorgó la vida la fortuna
de los hijos en gracias oportunas
y sentiros aún más orgullosos.

Allí os nacieron sueños y alegrías,
fue culpa generosa de aquel aire
y de vuestra intención por la alianza.

No será nuestra tierra una utopía
que es un rincón perfecto para amarse,
un cielo bien cargado de esperanzas.

Ramón Llanes

domingo, 20 de noviembre de 2016

POR TI

 

El sorbo de codicia por ti

o el último sollozo de la noche
o las flores de los endrinos en el ocaso
o la luz inquieta en tu sonrisa
o la plaga de lodo
o la sombra con el musgo y tu retrato
o mis galones de general poeta
o mi evocación a la plenitud de la luna vaga
o mi arrebato cuando te sostengo los ojos
o mi agua de labios sin cloro
o yo en carrera de metros lisos hacia ti
o mi debilidad por los ritos
o el paso del tiempo en soledad
o mis besos con éter y silencios
o una pulmonía por esperarte
o el resto de pus que me queda en el alma
o la valentía de los románticos
o mi visión de ti enhebrando pensamientos
o un abrigo de visón con etiqueta de olvido
o la paz que te robo en cada beso
o el enigma de lo que nunca has dicho
o la sabiduría de los sordos
o la tenacidad del pasamanos
o la arritmia de mi boca en la espera
o yo durmiendo sin sueño
o yo amaneciendo en tus brazos
o tú despertándome
o la risa contenida de los aliados
o la guerra por lograr acercamientos
o los gritos que se me ocurren
o la locura bendita de los presos que huyen
o yo escribiéndote el romance en versos
o tú asomada siempre a mí
o nosotros pacto de amores sin remedio,
elige tú, amor, tú que me amas.

Ramón Llanes.

SONETO PARA MARI RODRÍGUEZ

 

PARA MARI RODRÍGUEZ MACÍAS


Esa parte de alma distinguida,
ese malabarista sentimiento,
ese estar tan pendiente del momento,
ese aromo, ese cobre, esa vida.

Esa linda amistad tan conseguida,
esa calle, ese club, ese lamento,
ese despegarse del pensamiento,
ese rumbo escogido, esa partida.

Un horizonte hecho de ansiedad,
una prolongación en la nacencia,
una guitarra, un piano, un cantar.

Un “mereció la pena la experiencia”,
un respeto a la tierra principal,
el amor, la ternura, las vivencias.

Ramón Llanes

viernes, 18 de noviembre de 2016

PARA MARI CARMEN Y DOMINGO

 
PARA MARI CARMEN Y DOMINGO

Parece que el recuerdo no es pasado,
no parece que el tiempo se nos fue,
la amistad pone un tinte de “querer”
que anula la nostalgia y el borrado.

Nunca , amigos, estuvisteis alejados,
ni apartados ni distantes. El tren
que a Corrales nos llevaba, es aquel
que nos mantiene al afecto apegados.

Vosotros cumpliendo con el deber
de ser identidad y ser bandera,
soñando con la suerte de volver

y nosotros aquí, siempre a la espera
de llenar los vagones otra vez
para juntos crear una mina nueva.

Ramón Llanes

miércoles, 16 de noviembre de 2016

SONETO PARA MANOLI Y PEDRO

 

PARA MANOLI Y PEDRO


Paisano, lo mejor que nos pasara,
qué fuerza ha tenido ese comienzo
que tan felices fuimos tanto tiempo
con solo la razón de una mirada.

Cuántas veces subiste el cabezo
cuántas veces Manoli te esperara
con ansia serena nunca olvidada,
con deseos de abrazos y de besos.

Es patrimonio nuestro lo vivido,
quizá de nada somos unos modelos
pero hemos custodiado lo sentido

con toda dignidad, es un consuelo
poder guardarlo todo como ha sido
y saber mantenerlo en el recuerdo.

Ramón Llanes


martes, 15 de noviembre de 2016

EN ESTA HORA

 
EN ESTA HORA.


Las horas de mirarte se me acaban
y quisiera que las horas de mirarte
esta tarde de sosiego me empezaran
y se fueran al desdén de los desechos
todo el lastre de las horas sin mirada,
todo el limo de los párpados caídos
por la ausencia, en mi alma solitaria.

Las horas de tenerte se me cansan
en un reloj temblón, sin minutero,
que ha dejado de sonarse la campana
de los sueños que a nosotros nos traía
y a nosotros dulcemente nos tocaba,
para sonar ahora con tristeza
a eso que en amor se la llama circunstancias.

Ramón Llanes.
MINERALOGÍA DEL ALMA

DIQUE PINO. THARSIS


SONETO PARA MANOLI Y BENITO

 

PARA MANOLI Y BENITO


Nosotros siempre fuimos sentimiento,
activistas nobles de la amistad,
siempre al calor de nuestra realidad
con gran entrega y ricos fundamentos.

Hicimos con la amistad los momentos
más amistosos para darnos más,
escrito en nuestra alma quedará
el grato testimonio del afecto.

Somos la parte de nosotros mismos,
de mucho vuestro en nuestros pensamientos,
mucho nuestro en Manoli y Benito.

Todo eso salió de aquel proyecto
juvenil, de hace ya medio siglo;
con honor somos miembros predilectos.


Encuentro MEDIO SIGLO DE AMISTAD
Tharsis octubre 2016

Ramón Llanes

lunes, 14 de noviembre de 2016

EL BESO

 
Contó el emisario en síntesis
la historia de un desengaño
y gastó todas las palabras.
Contó la insolencia de un olvido
y sobraron todas las palabras,
contó la emoción de un beso
y lloró el emisario
y lloramos, sin palabras,
los dolientes, los besados,
hasta que se inventó
otra vez otro beso
y surgió el emisario
con una sonrisa.

Ramón Llanes. MEMORIA DEL PRÓDIGO

EL TIEMPO

 
EL TIEMPO.

Escribiré de los cedros, del álamo triste,
del arroyo; escribiré vistiéndome de hoja, un pasajero
a ningún lugar conocido,
ese agnóstico de mil esperanzas
que pretendía nubes imposibles;
escribiré cuando no haya balsa de agua en el horizonte,
cuando odien al pájaro
que hizo nidos en el árbol,
me iré
con los colores del crepúsculo
a la sombra de la espera,
como el sol, toda la noche,
como la luna, tantos días,
como la piedra a la erosión, como el tiempo
sin mandato,
me iré
cuando intuya que nadie me aguarda
que a nadie he de esperar;
y los pasillos de la sombra escribirán cartas
con lápices de ojeras
y las sandalias del viaje serán cuadernos amarillos
y las bestias harán mis musas
y el poema será un roto abierto de manchas de aceite
y no habrá estación que despida
ni guardián de los relojes, ni sereno amaestrado,
me iré
a donde quiero
el recalmón de tiempo que caliente
las promesas, a donde el pregonero traiga
las voces del agua
en sacos de esperanzas,
a donde me escriban y me llamen, me iré,
escondido de los besos,
a donde me engañen y me ultrajen,
a donde la luz tenga otro “no importa que me ciegues”,
a donde sea capaz de no pensarte
y me haga rey del olvido,
a donde estemos, el tiempo y yo
escribiendo sin prisas, versos tristes.




R.Llanes.

QUIÉN

 
QUIÉN



Quién hundirse en los filones oscuros,
acariciar con hambre sus estrías,
regenerar amor a las galerías
y buscar en la mina los futuros.

Quién morder con el ácido del agua,
enturbiarse los ojos de osadías,
quitar freno a las máquinas tardías
y hacer rugir los motores al alba.

O quién para ser mineral y vida
enterrarse en secretos del olvido
morder toda piedra hasta la herida,

sudar con sangre todo lo vivido
entender cómo se gana la partida
y transmitir que nada se ha perdido.


Rllanes. MINERALOGÍA DEL ALMA

EL TIEMPO QUE ME FALTAS

 
lo que no has encontrado en el jardín,
lo que no encontrarás en la soledad,
la respuesta que precisas,
el golpe de dolor que produce el silencio
o el golpe de silencio que produce el dolor
o las dos cosas en contra del deseo
o todo un hombre
queriendo sanarse con versos.

Ramón Llanes.