RAMÓN LLANES

BLOG DE ARTE Y LITERATURA

domingo, 31 de mayo de 2015

ABSTRACTOS

La extraña longitud de las miradas, los sonidos del eco que proporcionan las palabras, un arcoíris despintado por un descuido del encargado del universo, la lluvia que restriega su osadía una tarde de julio en un lugar del sur, la intolerancia de una madre que desea evitar el amamantar a la niña para dedicar su tiempo a poseerse de ganglios en las retinas del miedo, el confort del vago, la insatisfacción de los amados, el trajín de las hormigas que no se cansan de recoger para un invierno que nunca llega, el compromiso incierto de todos lo que nunca recuerdan lo que prometieron, la velocidad de un sueño cortada por la ingratitud de una realidad, un crepúsculo invadido de tortugas en una isla sin alimento, la sensatez de los poderosos, las cuatro verdades que jamás se cantaron en la alcoba al maltratador, la finalidad del trabajo cogida con alfileres de molde, la furia de quienes protestan contra el olvido de quienes son protestados, las mil promesas que nunca fueron cumplidoras, el humo tan negro que suelta la dolencia de los que no tienen otro patrimonio que el hambre, la voracidad de los avaros que en cualquier rincón encontraron cobijo para sus travesuras, el infortunio de creerse feliz y nunca serlo, la incapacidad para soportar las mentiras que inundan los días, el precio que los sabios les ponen a las cosas comparado con el precio que las cosas les ponen a los sabios, un calcetín con un agujero en el dedo gordo y muchos calcetines sin dedo gordo para el uso, una ramera que repasa su recaudación de anoche y olvida el desgaste de vida, la comodidad de quienes están siempre encendiendo las luces y apagando los reflejos, la verdad de los mentirosos, el pudor del niño para no manchar por primera vez la sábana, los padres que buscan orientarse en la soledad porque perdieron todos los recursos para desenvolverse en gratas compañías, el deber de los obligados a dotar de servicios y tutela a los perdidos, la vergüenza no conocida de los más fuertes, los más altos, los más listos y los menos generosos que contentan su bienestar aparentando solvencias, la poca fe de los más religiosos, la pistola encendida del mando del batallón por si se sublevan las moscas, el día más loco de un malvado que respondió con un sable a la negativa de un beso. Abstractos de esta vida.
 
Ramón Llanes en Huelvahoy.com   29.5.2015

jueves, 28 de mayo de 2015

ESA TRISTEZA QUE ENTRA


28 mayo 2015
Foto: Javier Losa
Foto: Javier Losa
Ramón Llanes. 

Llegaron las carretas con crujidos de cansancios y cánticos rotos; llegaron los hombres a ocuparse de la próxima ida; llegaron las mujeres más bellas por el aire de la marisma; llegó la vida de nuevo a las ciudades que colgaron sus emblemas en una peregrinación exigida por la historia y animada en cada momento de cada año. El camino se acabó con el cierre de la última puerta y las tristezas estaban esperando la llegada prescrita para imponer sus estragos y sus quejas. El Rocío no termina, perdura como el sentimiento, permanece siempre intacto sin miedo al cambio de los modos, las normas o las ligerezas; es una manifestación popular enraizada desde la inmensidad de la fe para muchos y desde el compendio de los sueños o la diversión, para otros.
Entonar un adiós mueve siempre un músculo de dolencia, el corazón adquiere un pálpito ligero cuando la despedida no es deseada. Esa tristeza se engrandece en los momentos de mayor complacencia y se mete dentro con ganas de fumigar el orden; cuando el lunes descuelga su telón en la aldea, el ceño se muestra triste y acciona esa querencia a los recuerdos, esa sabia manera de recuperar el cordón umbilical con la estancia a base de mirar hacia abajo y comenzar a hacer las cuentas para el próximo camino. Los ecos de las últimas palabras aún en las sienes, las miradas encontradas, la posibilidad de vulneración a todo lo invisible, la capacidad de olvido sobre lo no cercano y puesto el anhelo en las vivencias con nueva gente, conocida en la fiesta; la estridencia del tamboril golpeando con afecto la prosa de la memoria. Un milímetro es suficiente para volverse atrás y reconstruir las creencias en esa paz fundada en asuntos de tanto regocijo. Ni la guitarra alegra, el sopor produce acritud en los pies y el andar es un castigo.
Una vuelta siempre genera otra esperanza, detrás de la longitud de los días se esconde la prontitud del pensamiento y la ubicuidad de los deseos. No termina el Rocío ni en el calendario ni en las estaciones ni en los espacios, continúa vigente, vivo, con la luz propia de su gratificación para retenerlo entre las más puras pasiones.
EN HUELVABUENASNOTICIAS.COM

miércoles, 27 de mayo de 2015

LA DEMAGOGIA DEL VOTO


LA DEMAGOGIA DEL VOTO
 

            Todo acabó y todo empieza. Las urnas no son un montón de milongas juntas ni un reguero de promesas, las urnas, en todo caso, son el resultado que el rito de obedecer otorga a los votantes; pero una urna tiene mil interpretaciones más, como muchas desviaciones o infinitas cábalas. Ya están guardadas en un almacén con ventanas altas y oscuridad a medias hasta que la próxima convocatoria o el siguiente capricho vuelvan a llamarlas para ocupar un lugar de privilegio en la misión de la democracia, acaso más que el vocal de turno, el delegado de arriba o el mismo presidente de la junta electoral. Definitivamente las urnas han cumplido.

            Empezará a subir la fiebre, con el escrutinio finalizado, en los cuerpos de quienes se alzaron con la suculenta victoria -a veces pareció una batalla-, y bajará el nivel de autoestima en aquellos que no supieron ganarse el derecho al voto en la demasía necesaria. Contaron los vencidos sus refriegas y sus conatos, admitieron el empleo de cargas y artimañas para intentar conseguir un premio quizá inmerecido. En el interior, los vencidos piensan que el pueblo se equivoca, que sus personales valías no se tuvieron en cuenta, que los contrincantes no alcanzan la mitad de su compromiso; es así, una reflexión que nunca admite la culpa ni la capacidad del contrario, se limita a retrotraer su ego a un ejemplo anterior donde demostrara más de lo exigido. Olvidó el vencido las reglas del juego y el respeto al otro.

            Después de tan gruesa pulpa, rehechos los ajustes, apuntados los números de votos para las estadísticas, cumplido el trámite de la firma y entregado a cada cual su acta, después de toda esa menudencia, surgirán mejor que el diálogo las demagogias que se guardan en lugar tan seguro como las urnas y que a los menos vencedores les parecerán tan importantes como las mismísimas urnas para reiniciar un proceso de venganza tardía a base de trucos y en algunos supuestos -los más sensatos- echarán en la mochila sus recuerdos y legarán su cargo al sustituto que a buen seguro tendrá idéntico o mejor compromiso y hará su trabajo exento de sospechas. No queda otra.

 

            Ramón Llanes 27.5.2015  EN DIGITALEXTREMADURA.COM

viernes, 22 de mayo de 2015

SIN OLVIDARTE


Sin olvidarte

Este aire mañanero trenza los tímpanos cuando silba en las estrías de los árboles y forma un remolino de perturbación lánguido, las cosas se mueven desde un escaparate que corre desapercibido, ¿oyes?; no eres consciente del recuerdo, pasa por aquí la vida sin olvidarte.
Son graznidos de la emulsión mundana o socorros solicitados al vacío, la mueca de un conflicto armado que desespera a los hombres de mejor voluntad; el terremoto del hambre asola los miedos porque nadie supera el envite; aumenta demasiado la pobreza y se confirma el desaliento, la pared aguanta lo justo, no más; un cataclismo de soberbia se entrena a diario en la liturgia del poder mientras pasa por aquí la vida sin olvidarte.
Nieva incomprensión aún en verano, suena la tormenta, rompen los fríos esta conformidad aún en verano, tiembla el pulso del cirujano, se quema el campo por descuido; se invierte la carga de la prueba y condenan al inocente, aún en verano, pierde un menor la inocencia por la culpa de un mayor malvado, mientras pasa por aquí la vida sin olvidarte.
Ya no queda tiempo para rezos ni pasión para otra aventura, los sueños tienen un límite en la almohada y se rompen las siglas del sentimiento por la canción constante de la distancia; queda humo en la atmósfera, no se curan las ovejas, no madura la lealtad y es otoño en cualquier alma, mientras pasa por mí la vida sin olvidarte.

Ramón Llanes, del libro SECUENCIAS DEL MÁS ADENTRO

jueves, 21 de mayo de 2015

MÚSICA DE IZQUIERDA


MÚSICA DE IZQUIERDA

Tiene la historia escrito en sus más conservados recuerdos esa especie de aversión por la música de los partidos conservadores o de derecha, dado que a partir de los años sesenta la música, en casi todas sus expresiones, se configuró como un signo de rebeldía y protesta contra las sociedades acomodadas y contra los sistemas que alentaban desigualdades, oligarquías, dictaduras o procesos dinásticos alejados de las democracias. El mayo francés del sesenta y ocho consideró la posibilidad de la creación del bienestar con bases distintas a las conocidas hasta entonces, los artistas en general y los músicos en particular se unieron a esos principios y formaron grupos de opinión dejándose oír y fomentando causas de libertad que fueron seguidas por una juventud ávida de cambios.
La derecha nunca perdonará esas actitudes que propusieron reformas y repulsa a sus privilegios, la derecha siempre graznó cuando los ídolos cantantes, pintores, actores o escritores tuvieron aprecio y seguimiento en las sociedades. Siempre fueron despectivamente elementos de la farándula que se alejaban de las normas y preconizaban el mal vivir y peor obedecer y supusieron una molestia orgánica que impedía el imperio de las clases; los grandes de nuestra gran historia fueron objeto de ese rechazo de los conservadores y muchos tuvieron que huir a mantener la vida en otros lugares menos codiciosos de artistas. La derecha siempre arremetió contra ellos, eran los enemigos de sus caudales y de sus avaricias; y nunca lo perdonaron ni lo perdonarán.
En estos días toda esa “vil farándula”, como algunos mandones la llamaron, hizo música de silencio para, de nuevo, mostrar su inconformismo contra el alto porcentaje que el gobierno actual asigna al impuesto del valor añadido, muy por encima de la media de otros países y claramente perjudicial para el consumo de productos de cultura como cines, teatros, música, etc. Es un castigo, no es una necesidad de estado. Estos dirigentes estarán siempre atentos a utilizar sus armas para aniquilar previsiones y esperanzas que entren por la izquierda, definitivamente y a pesar de los signos de evolución a la derecha no le gusta la música ni apostará por la cultura. Sin paradoja.

Ramón Llanes. 21.5.2015. DIARIODEHUELVA.ES

miércoles, 20 de mayo de 2015

POR QUÉ TE LLAMAS ROCÍO

20 mayo 2015
Ramón Llanes.
 
 El solano inyecta un lubricán preciso a la marisma allí donde la recua cruza de lado a lado las venas del coto, donde el silencio es una efigie conservada y donde los juncos aprendieron a hablar con los esteros. Prominencia de sensualidades, naturaleza viva y seductora, paraíso de soñadores y tesoro de la fe de muchos. Se llama como el agua que acaricia la yerba en la amanecida, como el primer soplo de exuberancia que el universo viene a colocar con su liturgia de respeto en los humedales; siempre así, en aquel lugar de Rocío mayor, de avecillas, de calmas, de estancias deseadas; siempre en la cal nueva que adorna la ermita; lo natural allí es todo, desde la póstula hasta el rezo, todo está envuelto en un extraño manto de misterio y música.
Se llama como se llaman los nombres que la vida pone a los momentos únicos, como la grandeza y como la humildad; la marisma le va poniendo señales a su nombre, todos los nombres se juntan cuando la arena se pega a los botos y cuando la devoción empuja sentimientos. Las campanas enloquecen los aires, las guitarras pregonan su mensaje, los caballos son más caballeros y lucen en las semblanzas del arte, la locura mística es la glosa que los peregrinos acercan a los pies mismos de la Madre que pretenden adorar. Y se hace una vida nueva, se hace Rocío de luz a techumbres, como una conspiración colectiva en favor de la felicidad.
Hay verdades que no se entienden y lágrimas que no se ven, muchas emociones traspasan los pilares de lo religioso, no es necesario prender la vela, pronunciar la oración o gritar el salmo, casi basta con la mirada, con establecer esa complicidad de seres entre sí llamados a compartir la esencia mágica que transmite el lugar y toda la simbología envolvente de esa tierra convertida en cielo por unos ratos. No es necesario creer ni comprometerse, es suficiente con estar y dejarse un poco de alma en cada grano de esa vida; los momentos importantes se llenan de humanidad y entusiasmos. Se llama Rocío, como la primera caricia que el amanecer deja en el suelo, como el rito más imprescindible de la adoración, como el universo entero, se llama Rocío.
 
HUELVABUENASNOTICIAS.COM

martes, 19 de mayo de 2015

LA ESPAÑA DE CHARANGA Y PANDERETA


Definió Machado su España y puso su tilde de rechazo, entendió que la charanga fuera frivolidad y que la pandereta metáfora de irresponsables “alegre pajarillas” que se hacían la vida con el menor propósito y la mayor holganza. No debió estar equivocado pero tampoco en pleno acierto, que de charanga mucha cultura se hizo y con pandereta mucha pena se disipó. Allá las cosas,- en siglos distintos-, la función parlamentaria escaseaba y ahora rebosa; en diecisiete autonomías, un parlamento y un senado, a cual menos efectivo, el cursor del diálogo bajuno es premio de a diario y los grandes debates y los buenos discursos son telarañas de la memoria.
El hemiciclo andaluz presenta convulsión en raudales donde se despachan las burlas como rosquillas de feria y donde se frecuentan descalificaciones al por mayor; si es permisible la falta de respeto entre elegidos se rompen los criterios y caduca la filosofía que hizo de un parlamento lugar de entendimientos y foro de educación. Es esa la charanga reprochable, la que vulnera principios de compostura, la charanga de los pancistas de turno que utilizan su cuota de poder para un bien poco común; esa es la pandereta golfa, la que toca solo al son del mando, la que hace ruido y nunca música, la pandereta que los zafios traen a la intolerancia para cubrirle con juncias de estraperlo e insidias. Si es permisible el quebranto de la ideología del respeto, para nada valen la elección, la democracia y las largas sesiones entre risas y mofas.
Cuando los unos y los otros sean signos de ejemplos y prestigien la política se dará luz al primer discurso de la oda a la decencia y al decoro; mientras se oigan desdenes como “quien no te conozca que te compre” o “nena tú no tienes ni puta idea de esto” , seguiremos estando en las antípodas de la meta. No, voceros; no, cínicos; no, engañosos. Al universo limpio de esta comunidad de charanga culta y pandereta lírica, pónganle obligatoriamente, ética y excelencia.
Ramón Llanes 19.5.2015 en HUELVAHOY.COM

domingo, 17 de mayo de 2015

DIMES Y DIRETES


DIMES Y DIRETES

Es la primacía del debate, que para unos suena a razón y para otros a demagogia, dependiendo de la voz con que se diga y del cristal con que se mire, son códigos tácitos aceptados. Los tiempos se mueven y traen primaveras y estíos, tormentas y erupciones, ajetreos y calmas, los tiempos traen también cursos de electores y elegidos; y así la vida va teniendo su morbo y su baba, evitando con ello el desangrado y la apatía o incluso a veces propulsando evoluciones.
Suena el tambor, se viene acercando, la meta es una urna de cristal que luego será oscura, los mandados tienen siempre cara de ingenuos, quienes van a ser nombrados también ponen cara pueril, con los ojos plácidos y ganas de agradar; la urna se abre y comienza el conflicto, pudo quedar cerrada, desatenta a los sueños o perdida en un escombro pero se abrió a la culpa y se le discutió la manera de la apertura y el color de la llave, los amables convulsionaron el espacio llenando de displacer el módulo, se fue la ingenuidad; los dimes tomaron conciencia protagonista, los diretes forzaron el debate, se deslizó la noche por una oquedad absurda de réplicas, toda palabra era dogma, aunque viniera del cinismo o la banalidad.
Dio para tanto el murmullo que los cuerdos ausentes hubieran preferido mantener cerrada la urna, con su misterio de salvedades o sus hallazgos. O que hubiera parado la intolerancia el tiempo. Se imaginarían personas de sal, quietas, con el gesto del último enfado en los ojos, con la incidencia en el cerebro; todo paralizado, como en un molde imposible de romper, todo cubierto por el halo invisible de la insana paz, todo pendiente de un reciclaje de urnas en próximas civilizaciones.¡Qué otro remedio!.

Ramón Llanes 14.5.2015 en DIGITALEXTREMADURA.COM

viernes, 15 de mayo de 2015

ALGO TAN ABSURDO COMO EL HAMBRE


Ramón Llanes. 
Anda por ahí el hambre estrangulando vidas sin dañar siquiera una simple conciencia. Los estudios demográficos y sociológicos apuntan que es suficiente el alimento que se produce para satisfacer todas las necesidades de la población, que solo la falta de imaginación y solidaridad evitan una redistribución más adecuada de los recursos; significa, según los estudios aludidos, que el planteamiento primigenio deba modificarse a fin de conseguir lo que las organizaciones humanitarias vienen demandado. El destino de las riquezas, que es la plusvalía que genera el trabajo, ha de seraquel otro mundo que parece juega a morir en nuestro anverso, sin una atención preferente ni una gota de nuestro compromiso.
En nuestro estado de bienestar las cosas se discuten hasta la saciedad menos el hambre de los otros, ese distintivo no lo llevamos puesto, se nos olvidó en la mochila que hace tiempo dejamos en nuestra indiferencia. Para qué nosotros!, nosotros no somos poderosos ni gobernantes, no tenemos responsabilidades, no podemos exponer nuestros valores; que busquen a otros con perfiles distintos, que busquen entre los héroes que se gastan los sueños luchando contra mil mundos como el nuestro para solucionar el hambre en un mundo maldecido por la ignorancia.
Mañana llegarán inmigrantes a nuestras playas, se habrán puesto de frente al miedo y habrán conseguido alcanzar una parte pequeña de ese sueño grande; mañana mismo el sentimiento de muchos habrá cambiado desde su propio valor y nuestra sociedad mirará el noticiario a la hora del almuerzo para acaso derramar un suspiro de pena hacia los recién llegados; mañana mismo nos habremos desocupado de ponerle valentía a la esperanza. Somos muchos, demasiados, y tenemos un poder económico repleto de fórmulas capaces de acabar con toda esta lacra indigna que algún día nos soplará el cuello y nos colgará la culpa personal para descrédito de las generaciones venideras. No entendemos de responsabilidades pero sabemos entender cuándo el hambre nos avisa. Solo era eso.
HUELVABUENASNOTICIAS 15.5.15

APRENDIENDO A GOBERNAR


Corría el rumor de la incapacidad de algunos para tomar las riendas de la gobernanza. Aquellos que eludían su cuota responsable y se limitaban a observar y cuidar escrupulosamente su asiento, pronosticaron debacle en el foro; quienes obtuvieron mayor apoyo electoral se mostraban perplejos ante tanta insolidaridad para con los ciudadanos que fueron los votantes. Otros especulaban con expectativas por conseguir bulas y gracias para otorgar su preciado galardón de confianza a la candidata a gobernar. Todo parece un galimatías sin regla que se enquista cada día más. Despropósitos superables que nadie ha querido superar.
Duele que, al fin y al cabo, no sean los ciudadanos el bien jurídico a proteger; ni la escasa renta de bienestar ni la geografía andaluza ni los premios literarios ni las convocatorias a oposiciones ni los pagos a proveedores ni los informes sobre las minas ni el trabajo parlamentario ni la inmediatez por iniciar el proceso legislativo ni la vida en general. Es más sencillo, tan sencillo como que todos los elegidos quieren tener más; más de poder, más de comodidad, más de garantías, más de consideración, más de publicidad, más de todo. Ahora que ellos gozan del privilegio de haber sido elegidos no pierden su postura egregia y ocupan fila primera en la puerta de las exigencias, para eso fueron llamados, no importa quién votó ni sus preocupaciones ni su urgencia, importa el señorío del partido y la exuberancia en la dinastía vulgar. Entienden todos que existe un enemigo a quien aniquilar y olvidan que apuntan constantemente a los ciudadanos como enemigos principales de tanta displicencia y de tanto envite.
Cuando la cruda maleza que cubre sus inteligencias quede despejada, los gusanos de abajo del todo estarán buscando amparo en malvas silvestres, columpiándose unos días en la inutilidad y otros en la tribulación. No llegará la paz elegida, no se habrá conseguido el arrope necesario para continuar viviendo. Y por sugerir: que aprendan a gobernarse y sean lógicos hasta unirse en fuerzas y compromisos en una tarea común donde predomine el bien por la comunidad y nunca el rédito del partido. Como mínimo.
Ramón Llanes en DIARIODEHUELVA.ES

SECUENCIAS EN ATENEO DE SEVILLA


martes, 12 de mayo de 2015

miércoles, 6 de mayo de 2015

HABLANDO DE NOSOTROS

6 mayo 2015
Ramón Llanes.
 
 La vida colectiva de una mina se nutre de convivencias. Aunque la explotación industrial aparente ausencia de actividades y sea un imperio de sofocos la inacción de los ruidos en sondeos y trajín, las huellas están marcadas a un fuego inusitado y tienen una permanente vigencia en quienes hemos mamado la filosofía del compañerismo, la solidaridad y la amistad. La falta de esta tarea no ha cambiado nuestra forma de ser, somos un cúmulo de todos aquellos que nos colonizaron y de cuantos nos enseñaron, una mezcla de románticos soñadores, sin soberbias ni clases, divididos solo por el tabique de la nada.
Como necesidad, para seguir fortaleciendo esos ratos juntos, esas tardes compartidas y todas las amalgamas de fiesta en común, inventamos hace veintiocho años una Romería en honor a nuestra Santa Patrona Santa Bárbara, porque ella estaba desde siempre con nosotros, y le hicimos una ermita para su veneración con los hombros de todos y le custodiamos la fe y le dedicamos tres días de mayo para compaginar lo lúdico con lo religioso a la manera que sabemos hacerlo, con mucha sencillez, con ninguna altanería. No tenemos historia, no presumimos de otra cosa que no sea la buena convivencia. Nosotros mismos, en nuestro Barrito, todos los habitantes de Tharsis, nos unimos para celebrar que estamos juntos, que nos entendemos y que nos queremos. Esa es la esencia de nuestra Romería, que a pesar de no tener iglesia antigua, veneración vieja y arbotantes barrocos, a pesar de todo goza de salud espiritual y se respira en el ambiente un aire humano prominente, limpio y ameno.
Nosotros los tharsileños no somos un ejemplo de grandeza en monumentos, que solo de haber sido una buena mina de cobre, pirita y oro estamos orgullosos; que solo de haber trabajado con toda dignidad en los fondos oscuros de las galerías, estamos orgullosos; que solo de ser amables y hospitalarios, estamos orgullosos; que de ser una comunidad pequeña, humilde, sin riquezas ni blasones, sin ostentación ni discordias, estamos orgullosos. Y en estos días de mayo, vendrán muchos que se fueron a estar con nosotros y vendrán otros que nunca vinieron y nos pondremos la chaquetilla corta, el traje de gitana, el sombrero y los avíos de adorno y nos iremos a nuestra ermita pequeña, a nuestras pequeñas casetas, a cantar, a bailar, a alegrarnos y a convivir, para mejor seguir queriéndonos; solo en eso consiste nuestra Romería.
 
Ramón Llanes en HUELVABUENASNOTICIAS.COM

martes, 5 de mayo de 2015

TESOROS DE ALOSNO


Alosno es una inagotable fuente de recursos folclóricos enraizados en los tiempos; le dan un aire de ancestro, como un tesoro, y una sobrenaturalidad que parece imposible conservar aún después del transcurso de los siglos. Ahí está, sin embargo, erecta la efigie de la buena custodia de todo aquello que es preciso tener en el recaudo mejor para evitación de especulaciones, envites y actitudes desaprensivas externas. Los alosneros se esmeran en preservar sus costumbres y mantienen guardadas sus galas entre cielos de cortadillo y cofrecillos de orgullo, sirviendo de admiración para los demás.
Cuando llega mayo a los primeros bordones, la guitarra suena sola calle abajo buscando colá y pandereta que al ritmo siempre de su “seguiriya” y su bíblico entender en este cante, ponen a la noche abierta una música coral en tono mayor para alegrar los albores y las esperanzas y para dar su toque de reserva al mundo, anunciando que su Cruz de Mayo es uno de los ricos tesoros conservados intactos y fluidos como la propia voluntad, como el propio carácter. Las noches de Cruz son alegorías a las excelencias identitarias, a sus fandangos únicos, a la emisión de bonos de virtuosidad que un dios antiguo repartiera como don a este pueblo que se adorna y alimenta casi solo de rasgueo, de melodías eternas.
Estar, contemplar y vivir una noche en aquel rango dispone al alma a establecer para las próximas penas otras templanzas, otros acordes para constituir la existencia, acaso invite a pronosticar anhelos distintos y felicidades nuevas. ¡Cuánta emoción se inventa oyendo las guitarras acompañar fandangos en cualquier calleja de la noche!, ¡qué deleite divino es ese trance!. Quizá nada se olvide en noches de tanto ardor pero ciertamente los pensamientos se enfocan a otras apuestas y a valores más cercanos a la concordia, al buen hacer y al poco odiar.
Bajo las sombras de mayo la Cruz enciende su luz de gloria, se oye un quejío, se vuelca la mirada en un tiemplo, se ennoblecen las esquinas, se exprimen todos los halagos y surge de la nada otra contestación en voz “laína” que pone la leyenda del tesoro de Alosno en un pentagrama de aire. Debilidad afectiva de quienes lo poseen y debilidad expresiva de quienes pueden visitarla y llevarse un reflejo de cornucopias para sus nuevas retinas ya invadidas, de estos arrumacos de las noches de Cruz de Mayo en Alosno.
Ramón Llanes 5.5.2015 en DIARIODEHUELVA.ES

lunes, 4 de mayo de 2015

SUGERENCIAS A NADIE


SUGERENCIAS A NADIE

En cualquier telediario o informativo, de esos que se suceden en las ondas con tanta prominencia, están establecidas unas líneas de protocolo para determinar cuáles son las noticias que tienen contenido importante como para ser emitidas. El estudio es minucioso y aquellas noticias que ven la luz están consideradas como lo más notorio que ha ocurrido en el país, la comunidad o el municipio durante ese día. Fijamos la confianza en quienes dirigen los medios sin necesidad de inculcarles o adoctrinarles sobre los aspectos que deben destacar en las informaciones; el ciudadano casi ni se plantea la disyuntiva de la calidad, acepta o reniega pero se traga todo cuanto la pantalla le ofrece.
Es imposible comprender por qué en cada telediario se ofrece siempre una información política impuesta consistente en comentar actos o declaraciones de cada una de estas formaciones, dedicándoles tiempo y espacio –a cada uno el suyo concreto, dependiendo de la cuota participativa-, divulgando cada uno de sus menesteres por muy absurdos o lerdos que sean. Todo porque las normas lo exigen no porque entiendan que son datos interesantes para la ciudadanía, que creen cauces de educación o que fomenten la cultura.
Sin entrar en más adjetivos descalificadores –porque cabrían todos-, vendría bien cambiar el ritual, a costa de un enfrentamiento con los partidos representados que verían con desatino la retirada de pantalla de su insulsa e inocua actividad social, elevarían sus protestas al dios infinito de la cuestión parlamentaria, se insultarían lo preciso, montarían en cólera diez sesiones seguidas y conseguirían su restablecimiento, de ahí que esta opinión sea sencillamente una sugerencia a nadie, para bien de las castas y dolor de los pánfilos ciudadanos. Horror.

Ramón Llanes. 4.5.2015. DIGITALEXTREMADURA.COM