RAMÓN LLANES

BLOG DE ARTE Y LITERATURA

miércoles, 12 de abril de 2017

LA INSOLENCIA DEL DOLOR

LA INSOLENCIA DEL DOLOR
 
 
Sigue siendo abril con estridencias de saetas, la luz fuerte y cálida, mi madre en su último trance de vida y nosotros metidos conscientes en la angustia a sabiendas de un golpe maldito que no sea capaz de aligerar el miedo a perderla. Ella, en su mensaje de calma, a la espera de no sabemos qué sueño; ella, inmóvil y tierna, como siempre, emitiendo su luz a los cuatro hijos que le formamos el escudo de la supervivencia y del máximo sentido del amor. Ella, que es la diosa de nuestro más preciado cielo.
 

 Ramón Llanes 11 abril 2017.